Título

El nuevo Gobierno deberá trasponer la Directiva Hipotecaria que limita la venta cruzada de seguros

UE
Archivo
Entre las medidas más urgentes que deberá afrontar el Ejecutivo que salga de las urnas el próximo 26 de junio será la trasposición de la Directiva Hipotecaria, si no quiere ser sancionado por la UE.
Rafael Sierra
14 de Junio de 2016, 08:30CEST

La nueva Directiva, que limita la venta cruzada al vender hipotecas, impidiendo que los bancos condicionen la concesión de una hipoteca a la adquisición de productos paralelos como seguros, debería haber sido transpuesta al ordenamiento español antes del 21 de marzo, pero el retraso del anterior Ejecutivo y la existencia de un Gobierno en funciones después del 20-D impidieron transponer la norma comunitaria.

Según informó ayer Cinco Días, Jonathan Hill, comisario europeo de Servicios Financieros, ha declarado que “la Comisión está comprometida con la oportuna transposición y aplicación del Derecho de la UE. Todos los Estados miembros que no notificaron la transposición de la directiva hasta el 21 de marzo de 2016 se arriesgan a recibir un escrito de requerimiento con arreglo al procedimiento de infracción”. Esto quiere decir que, si el nuevo Ejecutivo que salga de las próximas elecciones no abordara con celeridad la transposición de la Directiva, la Comisión podría abrirle un expediente.

La Directiva establece un mayor nivel de protección para los clientes al suscribir una hipoteca, obligando a la entidad financiera a facilitar al cliente todas las ofertas existentes en el mercado, facilitándole una copia del contrato antes de la firma y garantizándole un plazo de reflexión de 7 días tras esta para que pueda retractarse. Además, elimina los recargos por amortización anticipada, limita la venta cruzada de productos como seguros, recoge la posibilidad articular la dación en pago, insta a dar un plazo “tolerante” antes de iniciar un procedimiento de desahucio y limita los intereses de demora.

Propuestas de Adecose

Antes de las pasadas elecciones del 20-D, Adecose hizo llegar a PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos sus propuestas sobre malas prácticas en la venta de seguros por parte de algunas entidades financieras, relacionadas con la vinculación del seguro al crédito hipotecario y al préstamo financiero a empresas.

La asociación solicitaba a los partidos, en el marco de la próxima transposición de la Directiva hipotecaria al ordenamiento español, que se refuerce la desvinculación del seguro al crédito hipotecario tomando como ejemplo medidas que se están implantando en otras legislaciones europeas que garantizan una mayor protección al consumidor, para que no tenga que suscribir obligatoriamente los seguros que le ofrece la entidad financiera cuando contrata un crédito hipotecario.

Adecose también pedía a los partidos en su documento que se adopten medidas que impidan que las empresas, especialmente las Pymes, tengan que suscribir obligatoriamente los seguros ofrecidos por entidades financieras para acceder al crédito, de modo que puedan contratar los seguros con la entidad aseguradora y el canal de distribución de seguros que prefieran en un mercado regido por una justa competencia.