Título

Las mascotas, un negocio que mueve millones

Actualmente, hay la friolera de 20 millones de animales de compañía en España, casi la mitad de los 46 millones de personas que conformamos la población española. No en vano, un 46% de las familias tiene una mascota
11 de Abril de 2016, 08:00CEST

Los perros siguen siendo la mascota estrella en nuestro país: según datos de la ANFAAC, el 54% de las personas que deciden abrir las puertas de su casa a un compañero animal optan por un ejemplar del 'mejor amigo del hombre', cuyo censo total se sitúa en 5,4 millones de ejemplares. A continuación se sitúan los gatos, cuya población asciende a 3,8 millones y son elegidos por el 36 % de los propietarios.

Importante mercado

Pero los animales domésticos no solo acompañan, alegran la vida y ensanchan la familia de millones de españoles, sino que, además, generan riqueza y contribuyen al crecimiento económico del país. Concretamente, el negocio alrededor de las mascotas genera en torno a 2.200 millones de euros al año. Se trata de un mercado que crece un 3% anual y tiene potencial para hacerlo a un ritmo aún mayor, como demuestra el hecho de que, antes de la crisis, su tasa de crecimiento se situaba en torno al 7%. O como hace pensar el dato de que el gasto relacionado con animales de compañía en España es apenas un tercio del de países como Francia, Alemania o Reino Unido. El gasto medio por mascota al año es de 1.100 euros anuales en nuestro país, frente a los 2.500 euros de Reino Unido.

Aún así, el mercado es vastísimo. Los españoles gastamos 1.750 millones de euros al año en nuestros animales, de acuerdo con el INE. Solo en comida, invertimos 1.000 millones de euros anuales, unos 40 euros por ejemplar al mes. Además, si optamos por una mascota 'de raza', la inversión inicial puede superar los 1.500 euros, una cifra que baja hasta los 250 euros si nos decantamos por un animal sin pedigrí. Si decidimos adoptar, nos puede salir por apenas 300 euros, papeles y vacunas incluidos. En cuanto a las vacunas y el chip, su coste puede ascender a 300 euros, pero se pagan solo una vez. A ello habría que añadirle unos 100 euros en complementos varios, como el comedero, el bebedero o la cama.

Gastos veterinarios

En cuanto a las visitas veterinario, se trata de uno de los principales gastos de los propietarios de animales. No en vano, un cuarto del gasto total anual en mascotas en España va destinado a esta partida. Además de las revisiones periódicas, que pueden costar a partir de 25 euros por sesión, las enfermedades, accidentes o intervenciones especiales pueden salir bastante caras. Por ejemplo, una displasia de cadera nos puede costar casi 5.000 euros; una infección del tracto urinario, 2.700 euros; la diabetes, 6.700 euros, y los problemas de corazón, 5.400 euros. Hay que tener en cuenta, en este punto, que uno de cada tres perros tiene posibilidades de necesitar una intervención veterinaria urgente.

Es por ello que el sector asegurador ha detectado un interesante nicho de mercado en este ámbito y ha empezado a lanzar productos para satisfacer las demandas de los dueños de mascotas que prefieren evitar sobresaltos y tener la tranquilidad de pagar una cuota fija a cambio de estar cubiertos ante cualquier eventualidad en este campo. Según los estudios, es más probable tener que hacer uso del seguro de mascotas que del de Hogar o del del coche.