Nombre

Juan Carlos Santamaría

Título

Los wearables de salud y la fidelización en el sector asegurador

Las plataformas de salud personalizadas se utilizan como una nueva herramienta en el Marketing de fidelización de diferentes compañías de seguros en su relación con sus asegurados o en su forma de interactuar con sus tomadores potenciales para conseguir aumentar la nueva producción de un ramo determinado.

Cada vez más compañías de seguros incorporan en sus pólizas como valor añadido una plataforma de gestión de la salud y del bienestar a la que sus asegurados pueden acceder desde el ordenador, la tablet o el smartphone. Los ramos habituales suelen ser Salud y Vida, aunque ya hay ejemplos en el ramo de Decesos o compañías que lo incorporan a toda la cartera.

En 2010, cuando los orígenes de inithealth, solamente una parte pequeña de la población buscaba este tipo de servicios, por ejemplo, los empleados de multinacionales que por motivos de trabajo viajaban mucho y aunque disponían de coberturas de Asistencia en Viaje, querían llevar consigo sus informes médicos; los enfermos que querían acceder a una segunda opinión médica y que tenían que ir con su “carpeta azul de gomas” con todos sus informes debajo del brazo, etc.

Ahora en el 2016 se ve normal encontrar este tipo de servicios en muchas pólizas y a nadie le sorprende que alguna gran aseguradora de salud siga regalando una tablet con una aplicación para acceder al historial médico.

Pero la vida continúa y las aseguradoras con visión de futuro no pueden quedarse ahí, por lo que últimamente en la búsqueda de una nueva estrategia para motivar a grupos de asegurados, el sector se ha encontrado con la gamificación, que no es otra cosa que el uso de elementos y técnicas del juego en entornos y aplicaciones no lúdicas con el fin de potenciar la motivación, la concentración, el esfuerzo, la fidelización y otros valores positivos.

Una correcta implementación de estrategias de gamificación nos permite pasar de una mera conectividad al engagement (o compromiso), logrando que los miembros de un colectivo participen de manera dinámica y proactiva en acciones que generalmente requieren fuerza de voluntad.

Cualquier plataforma online para la gestión de la salud y el bienestar necesita de un motor de gamificación que se base en un sistema de niveles y puntos que se irán ganando conforme se realicen acciones puntuales definidas que ayuden a la dinamización y uso de la plataforma.

Queda claro que todas las compañías de seguros ven la necesidad de que el asegurado introduzca información en su plataforma de salud, pero el tiempo de engagement del usuario se ve reducido de manera alarmante si para obtener resultados es una “obligación” introducir datos de manera manual. Y es aquí donde los wearables de salud juegan un papel crucial ya que permiten que la toma de mediciones se realice de una forma totalmente automática.

Algunas compañías han utilizado los wearables como regalo promocional. Es el caso de Active Seguros que regaló una pulsera a todos los asistentes a su convención de 2015.

Axa, con su app Axa Health Keeper, permite que sus usuarios, aunque no sean asegurados de Axa, puedan conectar pulseras de diferentes marcas como por ejemplo Garmin.

Otras empresas del sector asegurador, como por ejemplo Agrupació, solo dan acceso a sus asegurados, permitiéndoles sincronizar pulseras de las marcas Withings, Jawbone o Fitbit.

Aegon da un paso más allá y utiliza los wearables como un regalo para aumentar la nueva producción, regalando a sus nuevos clientes de pólizas de salud una pulsera de actividad SPC Fit Pro personalizada con logo y color corporativo que se sincroniza con una plataforma de salud también personalizada para la compañía y que está integrada en el Área Privada del asegurado. La pulsera que regala Aegon, al estar sincronizada con su app, consigue que el asegurado se fidelice a la marca mucho más allá del mero acto de contratar la póliza, renovarla o dar un parte de siniestro. Al regalar o subvencionar una pulsera de registro de actividad conseguimos que los clientes asocien una marca con valores positivos ligados a la tecnología, a la salud y aun estilo de vida saludable.

Se empiezan a oír algunas voces que dicen que los wearables de salud no tienen futuro. Yo les pediría que mediten sobre cuál ha sido el regalo estrella de la pasada Navidad. En cualquier caso, tenemos que tener claro que un wearable de cualquier marca le hace una aportación muy limitada a una compañía de seguros salvo que esté sincronizado con una plataforma de salud personalizada con la imagen de esa compañía y que esté asociado a un reto con una gamificación consensuada con el Departamento de Marketing.

Me gustaría acabar lanzando una pregunta.

¿En este 2016 que compañía de seguros y de qué ramo será la primera en incorporar en sus pólizas un motor de gamificación asociado a un wearable de salud que se sincroniza con una app personalizada y que si se cumple el reto hará que la prima de renovación tenga un descuento?